Periodismo de compromiso, periodismo UCAB

Dispositivos móviles

Dispositivos móviles

Los dispositivos móviles siguen evolucionando

¿DESPUÉS DE LOS DISPOSITIVOS MÓVILES QUÉ?

La evolución de los dispositivos y aplicaciones móviles permiten que se perciban las relaciones sociales de otra manera

El dispositivo móvil y su ventaja en la vida cotidiana

Suena el despertador, me levanto, miro la hora y son las cinco de la mañana. Si, lo primero que hice fue mirar mi celular, pero a lo largo del día no me doy cuenta de eso ¿Por qué?  Simplemente ya es parte de mí. Paso gran parte de mis 24 horas entre mirar la hora, mensajería instantánea, en las actualizaciones de mis redes sociales, y hasta lo último que hago en el día es presionar la tecla para poner el despertador.

Según el estudio de Nielsen, los usuarios destinan más de 9 horas al mes a actualizar sus perfiles sociales a través de su smartphone. Bien sea publicando en Facebook, lanzando sus pensamientos vía online a través de Twitter, o compartiendo públicamente su ubicación.

El teléfono móvil aporta un factor clave dentro de este fenómeno: la ubicuidad de la red social, que conlleva una conexión permanente con el círculo de amistades que conforman el perfil virtual. Aparte de la movilidad, existen otras características que juegan a favor del teléfono móvil; una de ellas sería la intimidad. El teléfono móvil es un dispositivo unipersonal, es decir, que rompe la barrera familiar por completo.

El teléfono móvil rompe definitivamente el lazo espacial y se une al individuo de manera sinérgica, como una prolongación de su propio cuerpo. Cercano siempre a la persona, el acceso a su información es absolutamente personal e intransferible, con lo que la privacidad de los datos se da por supuesta. El usuario, por tanto, encuentra un soporte que le ofrece la intimidad que necesita para la consulta de su perfil en la red social sin necesidad de compartirlo con nadie y con la libertad de hacerlo donde y cuando quiera.

Según el informe de EEIA Mediascope Europe 2010, la mayoría de los usuarios se conecta a Internet desde sus dispositivos móviles. Además, se ha incrementado el uso de la banda ancha inalámbrica y los portátiles, lo cual nos lleva a considerar que existe en la actualidad una gran cantidad de dispositivos que permiten el acceso a la Red y, por tanto, la posibilidad de estar conectados en cualquier momento y en cualquier lugar.

val2

La sociedad del espectáculo

Desde mamás digitales hasta el diagnostico de una enfermedad, hay una gran gama de aplicaciones útiles y divertidas que existen hoy en día. Constantemente escucho a mi madre decir –No prestas atención a lo que te digo– o –Siempre estás metida en el teléfono ese–. Críticas que al final, son ciertas y demuestran la dependencia que tenemos sobre estos artefactos móviles.

La gestión de la vida vía Web está provocando un cambio profundo en las relaciones sociales y familiares modificando, entre otras cosas, la forma de entender lo privado. Lo que antes se quedaba en los hogares y los núcleos de amistad, ahora es público en las redes sociales. Actualmente toda experiencia es valiosa e interesante en sí misma, aunque sea banal y se exhiba o narre trivialmente. Tal como lo refleja Guy Debord hace ya más de cuarenta años en la sociedad del espectáculo: Hemos convertido la intimidad en un espectáculo. Hoy en día mostrarse e intentar ser visto parece ser una condición imprescindible para “ser alguien”.

Camila, una amiga de 17 años, cuando voy a visitarla experimento lo que dice mi madre. Cada una está en su celular, ella me mira solo un par de veces, me responde todo lo que digo pero sin mirarme, se ríe ocasionalmente para mostrarme alguna novedad y vuelve a lo suyo. Se puede ver en su perfil de Facebook todo lo que hace, desde sus reuniones familiares hasta las salidas entre amigos y la exposición de fotos solo de ella parece interminable. Solo busca llamar la atención, tal como lo critica Debord.

Otra forma de entretenimiento

La televisión tenía la mayor influencia cuando se trataba de entretenimiento.  Conllevaba el dominio sobre el mando para hacer zapping y elegir el programa que se quería ver; el ordenador da un paso más y se ubica en un lugar más “privado” que la televisión para ofrecer un acceso más “restringido”. Ahora no me preocupo por llegar temprano para ver mi programa favorito. Solo sé que cuando regreso a casa puedo sintonizarlo vía web.

Los estudios de Nielsen muestran que el punto más álgido en el uso de estos dispositivos móviles coincide con el horario prime time de la televisión, concretamente, en el caso del iPad, de las 21 horas. Además, el estudio también indica que durante el primer trimestre del año aumentó el tiempo que los usuarios destinan al entretenimiento, tanto en el tempo que ven la televisión, como en la visualización de programas ya emitidos o de vídeo online.

¿Qué quedará para después?

A raíz de la evolución de la tecnología, la interacción social no es un problema. Pero si podemos tener aplicaciones que nos miden la temperatura del cuerpo o que nos diga como dormimos, intuimos que las aplicaciones móviles van más allá. La nanotecnología es un campo de las ciencias aplicadas dedicado al control y manipulación de la materia a una escala menor que un micrómetro, es decir, a nivel de átomos y moléculas. Este ha sido uno de los últimos avances que demuestran que nuestros amados dispositivos móviles seguirán avanzando.

Disponible en: Revista “Periodismo Digital

Visita la revista “Periodismo Digital” a través de http://issuu.com/ymarurojas/docs/revista_final_sexto_semestre_period. Es una iniciativa de los estudiantes de Sexto semestre de Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello.

La cultura de pobreza

La travesía en las calles de Caricuao, Venezuela, en donde un tipo de vida con poca calidad es lo más común

8 de la mañana, me levanto, busco ropa sencilla, aretes pequeños y los zapatos más viejos que tenía. Sin desayunar, salgo apurada hacia mi destino. 10 de la mañana, camino hacia el metro de Chacaíto, en mi mente ansiosa por la visita que iba a hacer. Me había ofrecido  para ayudar en un plan vacacional de un barrio de Caricuao. Llego a la estación Ruíz Pineda, con un gran número de personas caminando de un lado a otro, y espero.

Del otro lado de la calle, levanta la mano una chica, cabello rubio, pequeña, con una gran sonrisa, señalando para que cruzara esa gran avenida. Rápidamente corro hacia la parada donde están los jeep. Esperamos que se llene y arranca. Me decían que era un largo camino, el jeep saltaba mientras pasábamos por esas calles de tierra, llenas de piedras. Mientras tanto, observaba las pequeñas casas, con techos de zinc, con la pintura cayendo, además de que estaban montadas unas sobre las otras.

Después de un largo camino, llego a mi destino, una casa de dos plantas, con la infraestructura volteada hacia un lado, algo oscura. Subo las escaleras y veo de nuevo la luz del día, donde se encontraban alrededor de 50 niños, con edades comprendidas de 5 a 12 años. Llegó el momento de empezar las actividades y los niños dispersos corrían por todos lados, hasta uno comenzó a pegarle a otro. Comenzamos a cantar y pudimos calmarlos. El día recurrió entre actividades de pintura, cuentos y  juegos deportivos.

La travesía hacia la cancha fue un gran proceso, había que trasladar a los 50 niños, por un camino con curvas, subidas y bajadas. Tan solo pensar en todo este recorrido se me quitaban las ganas de jugar un buen partido de futbol, pero los niños animados seguían entusiastas por alcanzar su trofeo, que era jugar un rato. Entre risas, un cielo nublado y una cancha que era más de tierra que de grama, jugamos toda la tarde. Teníamos que volver a la casa donde pensaba que estarían los padres esperando a sus hijos. Otra vez transitamos el camino de curvas, subidas y bajadas. Para mi sorpresa, llegamos y no estaban los padres, los hermanos mayores empezaron a buscar a sus hermanos pequeños para regresar a casa.

Era yo la única que estaba sorprendida pero para ellos es lo común y pensar en las cifras de pobreza sorprende aún más. En Venezuela, el 85% vive en pobreza según la cifra de Datanálisis, y el 56% de la población es menor de 24 años. Pasar un día en esta realidad nos permite abrir los ojos, o por lo menos, yo lo hice.

No se sabe que puede ser peor, si trabajar en condiciones poco favorables o la condición de los venezolanos que ni siquiera quieran mejorar

Luigi es un joven de 22 años, estudiante de administración que ha paralizado su vida cotidiana desde noviembre por una compresión en el nervio. “Me dispararon para robarme la moto” Esta es una de las  frases comunes en la conversaciones de la mayoría de los venezolanos. Muy delgado y apático, es como lo definen sus terapeutas cuando va a cada una de las sesiones de rehabilitación. Este chico ama el motocross y sueña algún día con volver a practicarlo.

Siete de la mañana, hay mucho frío en el Centro de Rehabilitación Francisco Antonio Rísquez, y claro está porque se encuentra en Cotiza, pero esta es la hora de entrada de todos los fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales que allí operan. Rápidamente hay que ponerse a trabajar, porque hay pocos trabajadores, y van hasta 18 pacientes en un día. Solo dos fisioterapeutas son los que desempeñan esta labor, porque hace pocas semanas habían despedido de ellos por falta de presupuesto, después de dos años trabajando allí. El centro trata lesiones traumáticas, generalmente de cervical y de hombro, y la mayoría de los pacientes son a partir de los 40 años. Como hay muchos pacientes, les exigen que vayan a las sesiones porque a tres inasistencias los sacan del servicio.

A los pasantes no los dejan desenvolverse con los pacientes, y les sorprende que la mayoría de  los pacientes sean trabajadores del hospital, que a su juicio, no es posible el hospital que no tenga medidas de seguridad para sus trabajadores, y de paso, son los primeros que no terminan las sesiones que les corresponden. Además, no están de acuerdo con que las personas con problemas neurológicos les den pocas sesiones cuando, en realidad, son los que necesitan más pero ellos tienes que atenerse a las normas del centro.

Alteraciones en la sensibilidad son lo que padece Luigi. No puede flexionar el pie ni hacia delante ni hacía atrás. Luigi es muy flojo, y como las sesiones no tienen tiempo establecido, él siempre quiere hacer una sola actividad e irse. El centro cuenta con poleas, separa hombros y bicicletas para fortalecer los músculos, actividades que debería realizar, pero casi nunca está dispuesto a hacerlas. Luigi camina con muletas y tratan de motivarlo frente al espejo, pero en casos como este, el centro no cuenta  con otras actividades para motivar a los pacientes y este muchacho no encuentra motivos para mejorar. Él admite libremente y con risas que se monta en moto todavía, a pesar de su lesión, pero después de los regaños de su terapeuta dice firmemente que no la maneja, que solo se monta como pasajero.

Los esfuerzos de los familiares de los emigrantes de Alemania por mantener la cultura propia de su país en la Colonia Tovar

 ”Soy la quinta generación de los inmigrantes alemanes aquí en la colonia”, dice Caroline, en su pequeña tienda en el centro de la Colonia Tovar. Caroline es una mujer cincuentona, con una larga vida en este pueblo de clima nuboso. Ella ha luchado por varios años para que se mantenga el dialecto original de la región de Kaiserstuhl, donde más del 90% de la inmigración original de la Colonia Tovar provino de esta región, situado dentro del Gran Ducado de Baden al suroeste de Alemania.

 Caroline relata la llegada de los colonieros como si ella misma lo hubiese vivido. “Colonieros”, es la denominación con la que desde un principio nos dieron a los descendientes de los colonos alemanes. La llegada de los alemanes a Palmar del Tuy marca el inicio formal de la Colonia Tovar el 8 de abril de 1843. A los tres meses de la llegada de los colonos se publicó en la Colonia Tovar el Prospecto de Boletín bilingüe, español – alemán, se fabricó la primera cerveza artesanal de Venezuela, se creó el primer jardín Botánico, y estaban funcionando regularmente la escuela y el dispensario.

 El proyecto de colonización agrícola de la Colonia Tovar fue previsto por Codazzi como una empresa privada, de la cual se derivaría un beneficio importante para Venezuela, como era el desarrollo de tierras agrícolas hasta entonces baldías. La próspera economía del café indujo a los colonos a expandirse fuera de los límites de la Colonia, cultivando las tierras al norte de la cordillera.

 Los “Colonieros” intensificaron el cultivo de legumbres, verduras y frutas, que se vendían bien en Caracas o en La Victoria. Aprovechando a la magnífica calidad de las maderas en las zonas próximas a la Colonia Tovar, comenzaron la fabricación de toneles que se vendían, especialmente en La Victoria.

 El núcleo de la Colonia está hoy compuesto por aproximadamente 8.555 personas y muchos descendientes como Caroline se dedican a educar a los jóvenes con las costumbres nativas. Además de comerciante, da charlas en la escuela de la Colonia en donde afirma orgullosamente que la Colonia Tovar es la última de las colonias alemanas de Latinoamérica que mantiene vivas sus costumbres. Muy bien se puede reflejar en las casas coloniales, todas de madera con tejas rojas y sus paredes blancas, y no solo en sus casas, sino en cada uno de los establecimientos comerciales. Además, es tradición que cada uno de los establecimientos comerciales, los nombres de los mismos estén en unas hermosas tablillas de madera, obra de dos ancianos, también descendientes de alemanes, lo cual forma parte de su negocio familiar.

 Los trajes típicos alemanes además de su gastronomía se puede decir que han permanecido. Normalmente en los restaurantes se puede visualizar a las camareras con esos vestidos largos hasta los tobillos, tradicionalmente blanco y negro, como también se pueden disfrutar de las típicas salchichas alemanas.

 Un grupo de señoras mayores denominadas “krosilis”, que significa las abuelas, también dan la batalla contra la decadencia de la cultura. Se les puede ver en los lugares más concurridos de personas como la plaza donde está la Iglesia, recolectando dinero en beneficio de la cultura. Ellas ofrecen una foto con sus peculiares trajes típicos, floreados, color azul cielo, y los turistas amablemente colaboran con esta causa.

 Las danzas de las krosilisfue fundada el 11 de noviembre de 2004, está formado por personas de la tercera edad, amas de casa, agricultoras, de una generación de hacedoras, que se dedican a conservar los bailes tradicionales, con música en vivo, que se bailan desde su llegada a Venezuela en 1843. En su expresión musical se mezclan el Acordeón con el cuatro de origen venezolano del Joropo Central y es así como nace el Joropo Coloniero.

 Es así como la señora Mery Piñango, directora de la agrupación, se dedica constantemente a mantenerlas en forma con esta actividad, representando la cultura coloniera en calidad de embajadoras y enseñando con mucho amor sus conocimientos, resultando este grupo digno y armonioso de la Colonia Tovar.

 Más que una conversación de abuelitas, o mejor dicho, más que un problema de los mayores, es un problema de todos. Mantener vivo de donde venimos permite visualizar hacia donde vamos. Este no es solo es una problema de un pueblo como el de la Colonia Tovar sino de nuestra sociedad venezolana

 Se podría citar la fascinante descripción de Haidy Collin: La Colonia Tovar, brillante y exitoso ensayo de colonización, efectuado por un grupo de venezolanos del siglo pasado, y llevado a cabo por el tesonero esfuerzo y continuo trabajo de aquellos Colonieros que dedicaron los mejores años de su juventud, puede disfrutar el habitante de nuestras pobladas urbes, un lugar de aire limpio y fresco, no contaminado y solazarse por algunas horas o días en un ambiente que, años después, posee muchas de las características y peculiaridades de su Alemania originaria.

Colonia Tovar

Casas típicas de la Colonia Tovar
(FOTO archivo: Valeska González)

krosilis

Las “krosilis” ofreciendo fotos con sus trajes típicos a los turistas.
(FOTO archivo: Valeska González)

La selección musical de este recital se centra en los aguinaldos tradicionales venezolanos que datan de la segunda mitad del siglo XIX y principios del siglo XX, de autores  de este género como Ricardo Pérez, Rafael Izaza y Rogerio Caraballo.

Untitled189.jpg (661×511)

Cortesía de Correo Digital

Con motivo de abrir las festividades decembrinas, la Universidad Experimental de las Artes (UNEARTE)  junto con la Compañía Nacional de Ópera ofrecieron el recital “Al dulce nombre de Jesús” este primero de diciembre,  en el cual se revivieron emociones al rescatar los aguinaldos típicos de la sociedad venezolana de los siglos XIX y XX.

El evento tuvo lugar en la Sala de Conciertos de UNEARTE, que contaba con un clima íntimo y un juego de luces tenues, en donde más de 100 espectadores disfrutaron de un ambiente familiar, la mañana del domingo junto con sus protagonistas. El público contempló desde los temas como Espléndida Noche, Cantemos cantemos/Nació el redentor de Ricardo Pérez, hasta el famoso tema anómino Tun tun.

El elenco de este recital fue conformado por las penetrantes voces de Joselín Ledezma, soprano y directora coral, y Gerardo Guerra, barítono y director de agrupaciones corales en su ciudad natal Barquisimeto, quienes interpretaron duos y solos a la melodía de los aguinaldos . Además fueron acompañados por la joven pianista valenciana, Rissa Salinas, y el cuatrista, Yhony León, ambos de la casa de estudio UNEARTE. Para cerrar este grupo de protagonistas de la velada musical, se contó con el talento del panderista Leopoldo Márquez Múñoz-Tébar, quien con gran perspicacia dominaba este interesante instrumento.

Además, Miguel Peña deleitó con su estruendosa voz, al narrar textos durante toda la velada que resurgieron el significado de la verdadera navidad. Relató: “Al dulce nombre de Jesús”, es uno de los aportes que los protagonistas de este recital pretenden hacer para rescatar del injusto olvido muchas de estas piezas y restituirles el lugar que ocupan tanto en las escuelas como en los hogares venezolanos”.

Joselín Ledezma  y Gerardo Guerra

Joselín Ledezma y Gerardo Guerra cantando “Oh, Emmanuel”. (FOTO archivo: Valeska González)

Rissa Salinas, Yhony León  y Leopoldo Márquez Muñoz-Tébar

Rissa Salinas (piano), Yhony León (cuatro) y Leopoldo Márquez Muñoz-Tébar (pandero) interpretando “Cantemos, cantemos”.
(FOTO archivo: Valeska González)

El 20 de noviembre entre las 9 y las 12 del mediodía se realizó la novena subasta del Sistema Complementario de Administración de Divisas en donde se convocaron los sectores eléctricos, electrónicos y exportador.  

A raíz del otorgamiento de divisas por parte del Sicad (Sistema Complementario de Administración de Divisas), personas jurídicas del sector automotriz consideran que es eficiente el control  cambiario en el país.

Pequeñas empresas del sector automotriz, antes de contar con esta regulación del dólar, optaban por comprar el dólar en el mercado negro y por consiguiente subir los precios porque los organismos encargados para este fin tardaban en aprobar los dólares para las empresas. Así lo expresaron empresarios de pequeñas empresas automotrices, quienes alegan que ahora con el Sicad es eficiente el control cambiario en el país.

La Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) publicó este martes – en Gaceta Oficial N° 40.296- la reforma parcial de la Providencia 121 que “las solicitudes de autorización de adquisición de divisa podrán ser realizadas hasta un máximo de 50.000 dólares o su equivalente en otras divisas por cada operación aduanera de importación, entendida en términos de la presente providencia”.

Por otro lado, el presidente de Consecomercio, Mauricio Tancredi, en una entrevista a Globovisión  manifestó que el origen de la crisis económica radica en el control cambiario establecido desde hace diez años. Tranquedi aporta como parte de las soluciones, centrarse en la revisión de la Ley Orgánica de Trabajo, la de Precios y Costos Justos y la de Ilícitos Cambiarios.

Sin embargo, empresas de otros sectores consideran que el control cambiario no representa ninguna solución al sector. En el sector industrial tienen urgencia con el suministro de materia prima y tienen que seguir acudiendo a Cadivi porque es la única vía legal para conseguir divisas.

Con la implementación del Sicad, la cantidad de divisas que necesita el país no está llegando, así lo afirman diversos especialistas y economistas.

INDUSTRIA-647x412.jpg (647×412)

Empresa automotriz en su interior/foto: runrun.es

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.